domingo, 5 de febrero de 2012

HOY CELEBRA 13 AÑOS FRANCESCA MORALES. ES HIJA ENGREÍDA DE MI AMIGO JOSÉ MORALES, UN FELIZ PAPÁ.

Francesca
Siempre viajando por Facebook, me encuentro con mi amigo José Morales que suele publicar sus saludos y notas. Se refería con gran alegría al nuevo cumpleaños de Francesca, su hija, que ya celebra los 13. José es un hombre bueno. Su rostro lo dice todo. Lo conozco porque es amigo común de mi hijo Juán Carlos y del buen cantante Pablo Miranda.  Siempre se le ve sonriente y presto a la buena broma y a los recuerdos. Un ser que se consagra romántico ciento por ciento y aspira a ser miembro de la Asociación de Locutores del Perú. Le gusta el arte y no he tenido el gusto de oírlo cantar. Sin embargo creo que le interesa ingresar al mundo del micrófono.

José Morales el Animador.
Aquí lo observamos como Maestro de Ceremonias en una de las actuaciones de Pablo Miranda, su gran amigo y compañero de muchas aventuras. Es su anunciador oficial y gana un buen porcentaje de cada contrato. Como lo observan, tiene todas las condiciones naturales para animar y conducir los espectáculos que suele presentar. Buena voz. Estamos en la necesidad de un buen conductor para "El Hombre del Acordeón" y creemos que José es el indicado. Trataremos de llegar a un buen acuerdo y ojalá pueda acompañarnos en la futura gira que haremos muy pronto. Se que trabaja en una acredita Compañía de Seguros y lo primero que haremos es "asegurarnos". Posa en "La Vida Misma" y se le ve muy bien.

¡Linda bebé!
Aquí tenemos a Francesca en sus tiempos de recién llegadita del cielo. Toda una preciosidad y es la chochera de José. Él manifiesta que lo hubiera dado todo si su nena se quedaba en esa etapa. Sin embargo, está conforme y feliz de que Francesca haya llegado ya cerca a su etapa de quinceañera. Así es la vida mi querido Morales. Todo evoluciona y es una repetición de lo que nos pasó a nosotros. En lo que si estoy de acuerdo contigo, es que esta etapa de ser una vez niños, queda para siempre en los recuerdos eternos. Pasan los años con tal apuro que, cuando menos lo pensamos, ya tenemos a cuestas arrugas y canas. Pero el amor a nuestros hijos, se olvida de esos cambios naturales que se nos presentan y nos encaminamos por las nuevas rutas, siempre en busca del bienestar y buen futuro de ellos.

No es la mamá. ¡Es José papá!
Esta es una muestra de su amor paternal. La pequeña Francesca está dormidita sobre el buen papá. ¡Qué felicidad! No se si la foto fue tomada sin que el lo notara, pero su rostro es tranquilo y se siente muy satisfecho de ser el sostén de la pequeña niña. En mi experiencia personal, jamás se me ocurrió posar para una foto de esta manera. Creo que lo sorprendieron y él, muy gustoso, la colgó en Internet y nos sirve para llenar uno de nuestros párrafos. ¿Singular verdad? Es una fotografía casi maternal. Felicitamos a quien hizo la toma que adorna esta reseña con los rostros de padre e hija, ambos en una demostración de paz y tranquilidad. Casi un actor de película hindú. Nos da mucho gusto haberla incluido en esta reseña.

¿Es en "luri"?
En esta otra fotografía lo vemos entre rejas. ¡No puede ser! ¿Qué hizo para encontrarse en tal situación? ¿Qué culpa está pagando? No amigos, ni lo piensen en broma. Es un recuerdo de un partido entre sus compañeros de promoción estudiantil y la hemos arreglado para jugarle esta pasadita al bueno de José. No te molestes amigo. Nadie está libre de caer y en la casa del jabonero todo el mundo resbala. Si festejaron esta ocurrencia, tengan presente que José Morales tiene diplomas de buena conducta en casi todos los años de primaria y secundaria en los colegios a los que asistió. Muy lejos está de verse así, entre rejas. Pero estuvo buena la broma ¿verdad? Este todavía muchachón tiene muy buena correa y es ese buen humor el que sin duda alguna ha heredado la "dueña del santo". 

¡Muchas felicidades!
Nuevamente el rostro angelical de Francesca. Sonríe con el franco gesto de su padre que la quiere tanto. Mis saludos a Jane, la mamá, que debe sentirse muy, pero muy contenta. Ya nos ganó la hora del almuerzo, pero les espera lo mejor. La hora de cantar el Feliz Cumpleaños y apagar las 13 velitas. Con esa miradita parece decirnos ¡gracias tío! De nada sobrina. Te deseo lo mejor y que cada año lo sigas pasando igual en unión de tu familia maravillosa. Nunca faltan los tíos y los primos. Es el momento de festejar y bailar. Que haya mucha alegría en esta tu celebración y que la torta sea muy rica. Ya se oyen los sonidos del Happy Berthey y todos afinan las gargantas para desearte muchas felicidades. Francesca Morales, preciosa niña, te deseo lo mejor y que se cumplan tus anhelos. Tienes una linda mamá que se llama Jane y un gran papá que es mi amigo José. Por eso es que me he tomado la libertad de escribirte por tu onomástico esta reseña, que espero la guardes con mucho recuerdo en tu corazón. Hasta pronto. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario