lunes, 28 de marzo de 2011

HACE UN AÑO SE NOS FUE MANUEL NAKANDAKARI.

Dios está presente.
En esta oportunidad el saludo va al recuerdo. A los momentos vividos junto a un amigo maravilloso que se llamó en vida Manuel Nakandakari, gran locutor y excelente conductor de su programa dedicado a esa agrupación inmortal "La Sonora Matancera de Cuba. Este digno descendiente de aquellos japoneses que sentaron una fama  de tradición y respeto a las buenas costumbres, se comportó con nosotros como todo un caballero. Años de conocernos y saber de sus bondades con la Asociación de Locutores del Perú.

Gracias a otro común amigo y casi hermano como lo es Carlos Morán Euribe, muy fiel a su memoria, que nos hizo recordar el primer año de la partida al lugar donde todos iremos, supimos de la cortesía de las dos Carmen, viuda  e hija. Nos invitaban a concurrir a la Misa por su Alma el 18 de Marzo a las 7 p.m. y a la vez nos comprometimos con mi tocayo Carlos, a dar a conocer la misma a todos los socios de la ALP, muy en especial a Rosa Lozano, la actual Presidente y Raúl Vargas Bouquesne, este último con quien colaboró en muchas de sus gestiones.

Mi salud y ciertas pruebas de laboratorio que debía cumplir en la madrugada del día siguiente, impidieron concurrir a la cita. Sin embargo, como lo venimos haciendo frecuentemente, concurrimos a una Misa que se celebraba exactamente a la hora indicada en una Iglesia de Lince y, con mucha unción rogamos por Manuel Nakandakari. Tengo información de que el único colega que asistió a la Iglesia San Juán de la Cruz de Surco fue Luis Honores Ramírez, demostrando así el afecto que aún mantiene por el amigo que se fue. Felicitaciones Lucho.

Gran concurrencia de fieles.
Días antes hice de conocimiento y personalmente de esta ceremonia a mi Presidente la Sra. Rosa Lozano., repito, la actual dirigente que está con todo el entusiasmo y tuvo el esfuerzo de viajar a Santo Domingo a un Congreso Hispanoamericano de Locutores, permaneciendo buenos días en aquel hermano país. Quiero y sin ánimo de criticarla, que de la misma manera se debe concurrir, haciendo un menor esfuerzo, a estas citas con la gente que entregó su voluntad y trabajo con la entidad que hoy está presidiendo. Asi es la vida.

Con respecto a Raúl Vargas Bouquesne, no podríamos esperar su concurrencia puesto que tampoco asistió a los funerales de Manuel. Quisiera conocer en donde descansan sus siempre dramáticos intentos de presidir la Asociación de Locutores del Perú. Estos son los momentos de demostrar amor a la memoria de los socios. Lo lamento sinceramente y me alegro por otro lado, porque la Iglesia tuvo una gran concurrencia de amigos y familiares del gran Nakandakari. Eso es lo que se a través de mi amigo Carlos Morán, que estuvo y nos representó con gran hermandad.

Desde estas columnas, mi saludo a mis queridas amigas "Carmen Nakandakari". Las acompaño en sus preocupaciones por Carlos, el hijo que se encuentra en Japón y que ha tenido la entereza de quedarse como reciprocidad al país de sus ancestros y en donde tiene la oportunidad de trabajar. Digno ejemplo de valor y solidaridad y gracias a que es heredero de la nobleza de su padre Manuel Nakandakari. ¡Saludos para él en el Japón e igualmente para mis grandes amigas Carmen. Dios está con ustedes. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario