martes, 17 de enero de 2012

EN UN NUEVO ANIVERSARIO DE SU CREACIÓN, MI SALUDO A LA LIMA QUE QUIERO.

Felipe Pinglo
Cómo dejar de enviarle un saludo especial a nuestra Lima, la capital del Perú. Aquella que aprendimos a amar desde nuestra niñez y que celebraba cada aniversario en la Pampa de Amancaes. Pertenezco a la generación de limeños que nacimos de gente provinciana. Creo que somos la gran mayoría de peruanos que radicamos en esta vieja ciudad y la hemos aprendido a querer, como lo hicieron nuestros padres. Llegaron muy jóvenes, mi madre niña y se convirtió en una verdadera mazamorrera con garbo y lisura.

Jesús Vásquez
Lima es nuestro orgullo. Hemos respirado muchos años de nuestra existencia, el aire de Monserrate y los Barrios Altos. Cuántas jaranas en Abajo del Puente y entre curdas y criollos de buena ley. Hemos bailado el vals, de punta y taco. Danzado las polcas, con toda la alegría para transportarnos en pisos de madera antígua y sintiendo el paso del tranvía, haciendo temblar las estructuras de nuestras viejas casonas. El centro de Lima fue nuestro atractivo principal y en especial el Jirón de la Unión.

Pedro Espinel
Las más hermosas damitas de nuestra sociedad, concurrían a hacer sus compras y vestimentas en las tiendas que expendían telas de corte inglés y los caballeros, su famoso casimir. Nada había sintético. Las mujeres, verdaderas por donde se las mirara. ¡Qué garbo! Aquel Jirón de la Unión, era una exhibición de belleza y elegancia. El sombrero distinguía a los caballeros y en cada restaurant, sitios para colgar el abrigo, el bastón y el sombrero. Todavía existen algunos lugares, pero ya no son lo mismo.

Rosita Ascoy
Sin embargo, observando fotografías tan antíguas como su existencia, nos demuestran que en ciertos lugares la Lima nuestra no ha cambiado. Visite la zona del Coliseo de Acho y en ese Paseo de Aguas, imagínense a la Perricholi y Amat. El Paseo de los Descalzos, nos llena de nostalgias porque allí llegábamos frecuentemente con nuestros padres. Sus rejas y estatuas nos invitan a recordar un pasado histórico maravilloso. Aún evoco un Congreso Eucarístico y la multitud de gente creyente, rezando.

Filomeno
Ormeño
En Cocharcas teníamos un tío que contrataba músicos y él les proporcionaba los instrumewntos. Había piano, batería, guitarras, castañuelas y hasta trompetas. Jaranas de amanecida y durante tres días. Una Lima que se fue y añoro. La Lima de los pasodobles españoles y las mazurcas tan elegantes y cadenciosas. Esa Lima es la que me dio vida. Nací en uno de sus barrios humildes, mi Surquillo querido, y en el club social "Ricardo Palma", bebí de las bondades de criollos de pura cepa.

Delia Vallejos
No se cuantos años cumples mi querida Lima. Siempre me confundo y los números jamás han sido de mi agrado. Un abrazo a los que siguen difundiendo el criollismo musical y que no dejan que muera la tradición. Lima, fue centro de cantantes y compositores de nombradía y que jamás olvidamos. Todos los conocemos. Me refiero a los de nuestra edad y a los mayores. ¡Feliz Cumpleaños, Lima! Eres capital del Perú y orgullo de sus habitantes. Cada vez más grande y hermosa. Más moderna y atractiva. Pero sigues siendo mi Lima de siempre. Te obsequio fotos de criollos que enaltecieron tu historia musical. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario