miércoles, 31 de octubre de 2012

"DÍA DE LA CANCIÓN CRIOLLA". UNA EVOCACIÓN A LA MEMORIA DE JOSÉ LÁZARO TELLO.

José Lázaro
Tello
En un día tan especial, como lo es el que en la fecha, 31 de Octubre, celebramos, un recuerdo a José Lázaro Tello Cordero "El Animador de las Multitudes". Un querido locutor chiclayano que conocí en mis inicios de locutor y con el que compartimos jaranas criollas inolvidables. Llamado cariñosamente el "negro Tello". Época de "Los Embajadores Criollos", "Los Trovadores" y "Los Mensajeros del Norte" en el auditorio de Radio Victoria en programas al mediodía. Se hizo notable, porque su voz se oía con chispa y buen humor, entre las interpretaciones de estos artistas.

Para mayor ilustración, algo así como lo de Humberto Cervantes en "Fiesta Criolla" pero, José Lázaro recurrió a este "adorno" mucho más antes que el "gardelón". No se quien le puso este mote, pero no le causaba ninguna gracia a Humberto. Lo comentó muchas veces Mario Cavagnaro en rueda de amigos. Tuvimos la suerte que le caímos bien a Tello y acordaba con el debido tiempo para los fines de semana. "Ud. es joven y debe alimentarse de nuestras vivencias criollas. ¿Qué hace este sábado por la noche? ¿Puedo venir por Ud.? Y a las 7 p.m., ya éramos "yunta".

Incontables cumpleaños de cantantes, músicos y gente del ambiente criollo. Creo que lo que necesitaba José Lázaro era un "guarda espaldas". Las noches nos esperaban y siempre al calor de los clubes sociales o casas de amistades que cada cumpleaños lo celebraban con "cama adentro". "Los Caballero", en la Victoria. Gran encerrona y debut nuestro en sábado y domingo. Problemas para José Eduardo Cavero Andrade, que tenía que hacer de locutor en su radio. Otro que volvía al Control Maestro, el Ing. Luis Gálvez Puente Arnao, porque el operador también estaba "preso".

De aquellos tiempos con Samuel Soto, José
Lázaro Tello y Carlos Alfonso Delgado. 
Nada ni nadie nos sacará lo vivido. Ya tocábamos el acordeón y era parte del equipaje de fin de semana. José Lázaro Tello, fue también un excelente pianista y tenía mucho gusto y pimienta en las introducciones de los valses y polkas. Fueron muchos los momentos vividos con él y con Rómulo Varillas, Rafael Otero, Luis Abelardo Núñez y Adalberto Oré Lara, el compositor detective. En cada club social, encuentros con figuras tradicionales del criollismo. Nos sentíamos felices al lado de Lázaro y él lo sabía. Muchas altas horas de la noche terminamos en el City Hotel de la Av. Iquitos, su alojamiento de soltero.

Por algo le decían también "el solterote". Guido Monteverde, Alberto Balbuena, Pablo Mesías Antón y otros periodistas de espectáculos, lo identificaban así. Lo de "El Animador de las Multitudes" fue idea de Alberto Balbuena. Es que en esos tiempos, sin televisión todavía y para fechas especiales, la radio llegaba a las principales Plaza Públicas con sus famosas "verbenas" Animador indiscutible de ellas fue José Lázaro Tello. La Plaza Manco Cápac, era un lleno total y así por el estilo. Un gran locutor, de buena voz, facilidad de palabra y gracejo en la animación.

Es por todo esto que en el Día de la Canción Criolla, lo evoco. José Lázaro Tello fue el ideal componente en todo espectáculo en el que actuaban nuestros queridos artistas y un verdadero histrión, porque tenía mucha inspiración lograda por su largo trajinar en estos caminos. Un maestro y verdadero conocedor del criollismo, que nos dejó con sus recuerdos de los homenajes al Señor de los Milagros, a la Virgen del Carmen y en todo ruedo donde las guitarras y las voces se confundían en sonoridades, las mejores lecciones. Sus "mano a mano" en la radio, residen en nosotros. ¡Viva el Día de la Canción Criolla! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario