sábado, 30 de julio de 2011

EL 31 DE JULIO CELEBRA SU FECHA NATAL GIOMAR CÁCERES RAMÍREZ. "EL CADETE".

Giomar en coche.
En esta prolongada fecha de celebración de las Fiestas Patrias, nos encontramos que cumple años un jovencito que conocemos de niño y que le tomó afecto a nuestra familia. Nos pasa a todos. La niñez, etapa en la que vamos llenando de vivencias nuestra memoria, capta hechos agradables y de los otros que jamás se borran. El caso de Giomar Cáceres Ramírez, encaja perfectamente en esta tesis. A modo de explicar aquel afecto que sentimos por él, nos complace saber que recuerda mucho de su niñez pasada con mi familia.

Si tenemos algo de qué preciarnos, es la correspondencia que recibimos de quienes han llegado a casa. Los sobrinos, hoy ya adultos y con hijos, sienten nostalgia de tiempos pasados cuando nos visitan. Es que hallaron cariño de familia y se identificaron con Juanita, Gabyta y "Pachín", nuestros hijos. De la misma manera, nuestro trato con Giomar y su querida mamá Anita, fue pleno de aprecio a sus personas. Cuántos días y noches nos acompañaron y sintieron la acogida de una casa que tiene abiertas sus puertas a la amistad.

¿Cuántos cumples?
Este blog que generalmente se llena con saludos para los colegas del micrófono y artistas con los que hemos confraternizado mucho tiempo y con la familia y los amigos del barrio en que crecimos, no puede dejar de saludar al joven que hoy está siguiendo la Carrera Militar en Chorrillos. Aún recordamos sus primeros pasos en el Colegio Militar "Leoncio Prado" y en el que también culminó sus estudios de secundaria mi hijo Juán Carlos. Giomar, tenía verdaderos deseos de postular y tuvo el apoyo de nuestro hogar.

Pasó esa etapa y para satisfacción de sus padres y familia, siguió en la senda de su vocación y ya es un caballero cadete en la Escuela Militar de Chorrillos. ¡Cómo pasan los años! Estuvo en casa hace unos meses y rastreó sus pasos perdidos en cada rincón de este hogar que sigue siendo suyo. Evoca a mi querida suegra y a la que prodigamos todo lo que le permitió una ancianidad feliz. Es un recuerdo que lo tiene presente y que le será de gran utilidad en su vida. Ana Ramírez Encarnación, su mamá, es un miembro más de la casa.

¡Salud! Caballero
Cadete.
Y no sólo eso. Su hermano Alejandro, tío de Giomar, hoy profesor de educación, nos dejó el recuerdo de su trabajo de construcción al lado del tío Alberto Leyva, gran maestro albañil y experto artista del badilejo. Hay mucha obra de parte de estos amigos en las dos plantas de nuestra querida casa. Y Anita. Su querida madre. La conocemos muchos años y vivió lo que se dice, una historia ligada a la ausencia de mi esposa cuando su permanencia en España. ¡Gran compañía de mis hijos y de mi segundo amor materno, mi suegra Zoila!

Hemos hecho un pequeño recuento de tiempos pasados y en los que estuvo el dueño del santo que el 31 celebra un año más. Desde estas líneas, nuestros mejores deseos par él y que culmine con éxito la carrera en la que demostrará a la Patria su afán de ser Oficial del Ejército Peruano. Giomar Cáceres Ramírez: ¡Firmes! A paso de vencedores que empiece la fiesta. ¡A bailar se ha dicho! Un salud por el año que cumples y a continuar por ese camino de bien que has sabido asimilar. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario