miércoles, 6 de julio de 2011

¡BIENVENIDA SOBRINA ELIZABETH SERVÁN DE LOS ESTADOS UNIDOS!

ELizabeth Serván
¡Bienvenida a Lima!
Una grata sorpresa tuvimos el martes pasado al retornar a casa y ver nuestro correo. Se trataba de Elizabeth Serván, una sobrina hija de quien fuera mi primo Edgardo Rigoberto Serván Rey de Castro y nieta del General Rigoberto Serván Castañeda, primo de mi padre. Ha llegado a Lima en vacaciones y de visita a sus familiares. Lo curioso es que nosotros no sabíamos nada de ella, hasta que la conocimos a través de Facebook porque es una viajera cibernética y ha hecho contacto con cientos de familiares.

Por esas cosas de la vida, existió en tiempos pasados, cuando la juventud de mis padres Bárbara y Ángel lo permitía, las fiestas en nuestra casa de San Diego en Surquillo. Se recibía a la familia los 4 de Diciembre y los 23 de Enero, fechas en las que celebraban sus cumpleaños. Inolvidables reuniones que se quedaron fijas en mis retinas de niño y de adolescente. Eran fiestas a todo dar con orquestas y conjuntos y mucho "bitute". No me lo van a creer, pero duraban tres días y algo más. 

Mi tío Rigoberto y Dorita
Rocha con sus nietos. Foto
que me envió Elisabeth.
La fecha central era la que contaba con todo lo que estoy reseñando. Para descansar estaba el famoso Pick Up, al que había que darle manizuela y cambiar, cada 5  tocadas de disco, la aguja. Allí llegaban los abuelos de mi sobrina Elizabet, Rigoberto Serván Castañeda de Amazonas y Matilde Rey de Castro, dama arequipeña. En algunas otras ocasiones, también los primos César, Edgardo y Luis. Fueron muchas las jaranas que incentivaron mi amor a la música y, quién lo diría, muchos años después, tendría mi propia agrupación musical.

Estos tíos queridos se separaron y el gran General volvió al matrimonio con otra dama muy singular: la tía Dora Rocha. Hermosa y muy alegre. Con ellos nos veíamos en las fiestas del tío Ricardito y de otros caros familiares como el Teniente Rimache, la mayoría familiares de Amazonas y Loreto. Fueron épocas que no volverán y casi de pronto se truncaron. Se perdió contacto con los Serván Rey de Castro y los Serván Rocha. Sabía mucho de César, radicado en la Argentina y muy querido en ese país.

Yo y mis hermanos César y
Hernando, te damos la
bienvenida.
Con estos antecedentes, está muy gozoso nuestro espíritu porque ha llegado mi sobrina Elizabeth con su esposo e hijo y señora. Conversamos hace una horas por teléfono y estamos esperando el reencuentro personal. Ya hubo diálogo con mi hija Zoila Gabriela y estaré coordinando con Juán Carlos una reunión familiar del recuerdo. Quien sabe, me adelante y visite antes a mi sobrina. Tengo muchas ganas de conocerla. Es muy comunicativa. Por algo su tío José Carlos es locutor y escribe estas reseñas.

De aquella generación, en especial nuestros padres y tíos, ya todos partieron al lado de Dios. Quedamos los primos y esta maravillosa sobrina Elizabeth, hija de Edgardo Rigoberto que, al igual que César y Luis, ya nos dejaron. Mi esperanza es Elizabeth, para que mis hijos tomen contacto con gente de mis raíces. Dios quiera los pueda ver unidos y esos SERVÁN, se conviertan en un gran tronco familiar insuperable.¡Bienvenida Elizabeth! Vislumbro un camino largo de unión entre ustedes. ¡Saludos! Gracias.

Nota.- Busqué y rebusqué las fotos de mis primos César, Edgardo y Luis que me envió Elizabeth y no pude dar con ellas. Tampoco las otras del tío Rigoberto. Prometo hallarlas y publicarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario