domingo, 11 de diciembre de 2011

SALUDOS A MI AMIGO ANTONIO RUBÍN EN SANTA ISABEL DE CARABAYLLO. NUESTRO GRAN VECINO CUMPLE AÑOS EL 12 DE DICIEMBRE.

Antonio Rubín
Siempre saludando a los amigos y dándonos ese gustazo. Esta vez no tiene relación alguna con la radio o la televisión. Es y lo digo sinceramente "el gran vecino". Nos ofreció su amistad y apoyo apenas llegamos a residir en lo que es nuestro hogar en la Urbanización Santa Isabel de Carabayllo. Llegado el camión de mudanza a lo que sería nuestra casa, un alegre y sonriente señor de señores se nos presentó para servirnos en lo que fuera necesario. No teníamos energía eléctrica ni agua potable. No previmos la situación.

Desde ese 20 de Julio de 1973, este surquillano miraflorino goza de la amistad de un huanuqueño de mucha sensibilidad amical. Ya llega el 2012 y al siguiente año nuevo estaremos cumpliendo 40 años de ser vecinos. Casi nada. Las hemos visto de todas y gracias a Dios los malos momentos se han superado. Hay predominio de los buenos y hemos visto crecer a nuestros hijos y hoy estamos los dos con "grandes baberos" por culpa de nuestros nietos. El tiene a Nur, Fabián y Matías, productos de Renzo y Renato, sus queridos hijos.

Así lo conocimos.
¡Muy activo y feliz!
A mi amigo Antonio, una presa magnífica y deseada, lo cazó Margot Córdova de certero flechazo amoroso. Pareja ejemplar en nuestra querida calle de Los Narcisos y en la que nuestras casas están más unidas que los propios dueños. Somos realmente vecinos. Ha corrido mucha agua en estos casi 40 años y la hemos bebido con mucha sed de amistad. Admiro de ellos su pujanza y deseos de sacar adelante a sus hijo, que ya lo han logrado, y la ternura de abuelos con sus increíbles nietos. Un gran premio de Dios.

Hago este saludo por que así debe ser. Pero, en este caso, por un pedido especial de mi esposa Antonieta o "Gaby" como se la conoce entre la buena gente vecina. Ella, como el que escribe, jamás olvida la bienvenida. No somos de aprovechar circunstancias ni tenemos intereses secundarios. Ambas familias se parecen. Jamás han existido ni existirán motivos que puedan alterar esta amistad, porque el respeto a la intimidad es lo que prima entre los Rubín y los Serván. Herencias de familias conservadoras.

¡Salud por el 12!
Agrego que cuando estuve internado en el Hospital Sabogal y luego que me habían desalojado al cangrejo de un lugar al que no debió entrar jamás, la primera visita que tuve fue la de Antonio Rubín y su cuñado Alfredo Córdova. Eso no se olvida. Y todo lo anterior, jamás. Por eso es que saludo a este amigo del alma. Podría pensarse que exagero, pero no. Esa es mi manera de pensar y actuar. Y vivo y viviré agradecido a la familia de Antonio Rubín, por habernos regalado de por vida su amistad.

El 12 de Diciembre en el mes de Jesús, mi abrazo a este "gordito" lleno de generosidad. Que conoce todos los secretos de la vida y los aprovecha siempre en favor de la unión con todos. Un "inmemoriam" por sus padres y suegros que tanto amó y nuestras plegarias porque siga cumpliendo años y alegrándonos por ello. Un ¡Salud! vibrante y alegre con las copas llenas y que la torta reciba el Happy Berthey con velas que se apaguen al primer soplido. ¡Tu puedes Antonio! ¡Sópla! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario