viernes, 2 de diciembre de 2011

CARMELA SUAREZ DE ASIAM. UN AÑO MÁS QUE AGREGA A LOS QUE TIENE, EL 4 DE DICIEMBRE.

Rosas para ti
Esta vez saludar a una amiga tiene verdadera importancia. Se trata de una amistad que empezó  cuando se unió para siempre con Pepe Asiam Casella. Cuando ambos se juraron amor eterno y este se hizo realidad porque así lo quizo Dios. Llegábamos por esos tiempos a casa de mis suegros y mi cuñado Manuel siempre nos presentaba a sus compañeros de la Universidad y entre ellos nada menos que a Pepito. ¡Qué recuerdos! El muchachón que venía a Lima, desde Chosica, a labrarse un futuro en la capital.

Asiam cayó muy bien desde un principio. Aquel tipo delgado y siempre ameno, se ganó el cariño de la casa y no había celebración alguna sin su persona. Un detector de guisos y con buen olfato para la cocina. Cada vez que se le ofrecía el "repeticuá", automáticamente respondía que si y que se lo envuelvan en una bolsita para llevarlo a casa. La patrona Zoila soltaba su carcajada sonora y todos festejaban esta ocurrencia. Fue un miembro más de la casa. Así lo conocí y mantenemos ese aprecio desde solteros.

Cuando nos casamos Antonieta y yo, las visitas de Pepe Asiam no se hacían esperar. Nuestro primer nido de amor en la calle Quilca, un departamento que tiene su historia, recibía con los brazos abiertos a este piurano de Chulucanas. Y así, hemos mantenido esa amistad que se acrecentó aún más con la llegada de Carmela. La novia y despues esposa que por aquellos tiempos administraba una ferretería y se convertiría en la Gerenta Administrativa de la recordada imprenta de Pepe en La Victoria.

Tal para cual. Carmela es una dama de muy buenos sentimientos y comprensiva. Siempre sonriente y que se integró rápido a la familia. Muy sencilla, criolla ciento por ciento y con una comprensión inigualable con su querido esposo. Tengo el más alto concepto de los Suárez. Conocí a sus padres y hermanos y sentí desde un principio todo su afecto. Mayoría femenina e inclusive gemela con su hermana Esther, que dejó viudo muy temprano a su amado esposo el doctor "Toño!.

Carmela, que este 4 de Diciembre recordará la fecha de su nacimiento, es cómplice con Pepe de incubar a dos preciosas muñecas. Me refiero a mis sobrinas Carmela y Patricia. La primera ya los hizo abuelos con Valeria y Macarena. El 22 de Noviembre, cumpleaños de Pepe, les hice un saludo y reseñé también a los dos angelitos recientes. Ha sido un gusto tremendo y se que Carmela ábuela se siente feliz. Nada que decir del abuelito más "chocho" del mundo. Residen ahora en La Molina.

Noviembre ha sido un mes de festejos. Nosotros, Antonieta y yo, cumplimos el 30 un aniversario más de nuestro matrimonio. Ha sido el número 53, ya pasamos las Bodas de Oro y ha renacido el romance. Se quiere volver a casar. Pero, no nos apartemos del 4 y desde ahora le enviamos a Carmela un fuerte abrazo a nombre de Antonieta, Juanita, Zoila Gabriela y Juán Carlos "Pachín". De seguro volverá a bailar con Pepe el "Danubio Azul", una tradición que no se pierde. ¡Feliz cumpleaños Carmela! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario