jueves, 10 de mayo de 2012

MARÍA TERESA FUKUSHIMA TAKAMATSU CELEBRA EL 10 DE MAYO SU "HAPPY BERTHEY". ¡FELICITACIONES!

María Teresa
Fujushima 
Aquí apreciamos a mi amiga y colega artista María Teresa Fukushima, que un día 10 de Mayo vino al mundo para alegría de quienes la rodean. Es de aquel grupo especial de personajes cuyo gusto es compartir amistad y alegrías. La sonrisa es su compañera de siempre y lo podrán comprobar en la secuencia de fotos que engalanan esta reseña. No lo van a creer. No tengo el privilegio de conocerla en persona y nació nuestra amistad, porque eso es lo importante, a través del Facebook que, con todas las contradicciones que se dice de él, ha sido para nosotros un transporte a momentos inolvidables. Hemos conseguido lo que en persona no se pudo. Alguien diría: "amigos como cancha". Y como sucede en la vida, de esas innumerables amistades, destaca esta dama que ha sabido conquistar nuestro aprecio y admiración.

Libre como una gacela
en el campo.
Pienso que su mundo es la naturaleza y en ese verde de los campos encuentra la tranquilidad y el sosiego que nuestro Padre Creador da para los que de la Paz disfrutan. María Teresa, a quien nunca dejaremos de verla sonreír, es como un ave que vuela libremente. Que piensa y actúa inspirada en la belleza de este mundo. Es escritora y poeta. Le canta a lo que a su corazón inspira. Quizá parezca una dama frágil. No. Se equivocan. Le hace frente a todo. Eso los transmite a diario en sus mensajes y lo recibimos como un aliento a lo que puede ser una escondida desgracia. Ha superado la visita de un mal que sigue atormentando a la humanidad y allí está ella: delgadita pero agigantada por su tenacidad. ¿Podrá algo terrenal vencerla? Simplemente, no.

Aspirando brisas marinas
Hoy 10 de Mayo celebra uno más. Quién sabe los pensamientos que tuvo al iniciar la mañana. Muy hábil los separa de todo lo negativo y con ese don y  positivismo de la raza de sus ancestros, continúa. Siempre celebrar nuestro día natal es una incógnita de lo que sucederá durante el día. Al dedicarle este saludo, la contemplo cerca del mar y me la imagino aspira sus brisas marinas y se convierte en una bella gaviota que vuela y vuela en la ensoñación. Nos alejamos de lo que nos preocupa y miren como la inspiración aflora y aterriza en este blog que estuvimos a punto de perder. Con ese pañuelito que adorna su alegre estancia en ese océano insondable y bajo los lentes oscuros que no dejan que el Sol la perturbe, completo este párrafo en homenaje a María Teresa Fukushima Takamatsu.

Muchos aplausos para María
Teresa. ¡Hurra!
Unos primeros aplausos por el onomástico y qué mejor con los familiares queridos. Nos aunamos a ellos y además estamos cantando en silencio el "Happy Berthey". Habrá brindis y la torta con las velitas delatoras. ¿Cuántos son? ¡Chitón! Eso no se pregunta y menos cuando se trata de María Teresa. "Ese secreto que tienes conmigo, nadie lo sabrá". ¡Mentira! Yo tampoco lo se. Además, qué interesa ¿verdad? Lo importante está en la alegría de la fecha y la unión de los familiares y amigos. De esos tiene muchos y le sobran. La poeta está feliz, porque sabe que la aprecian y eso es fácil conocerlo en su Facebook.  

Tomando la sombra del
arbolito japonés.
Otra pausa en le fiesta y en esta otro foto aparece María Teresa, como ella lo afirma, sosteniendo un árbol para que se caiga. Es un hermoso ejemplar japonés del mundo vegetal y que adorna una de las avenidas principales de nuestra Lima. Me he aventurado en afirmarlo, pero de pronto se trata de alguna otra ciudad del mundo. Lo que importa es que la dueña del santo está feliz. Dándose sombra con esa maravilla de árbol. Les confieso que este saludo lo hago con todo cariño y dejando de lado mis preocupaciones por la salud de Antonieta, mi esposa, esperando una operación quirúrgica. Es que se trata de mi amiga María Teresa, con la que tenemos una cita más adelante y podamos concurrir a sus cotidianos momentos de poesía y a los que tiene costumbres arraigadas. 

¡Qué buena mesa! ¡Feliz
Cumpleaños María teresa!
Finalmente, otro momento de alegría que esperamos se repita. Foto que cuelga María Teresa de otra celebración pasada. Hay mucha alegría en los que la acompañan y le dedican la famosa canción. ¡Qué buena mesa! diría Fidel Ramírez Lazo, el gran colega locutor que triunfó en la radio y la televisión.  La verdad, es que lo deseamos de todo corazón. Ya habrá oportunidad de integrarnos a ese grupo y aplaudir y hacer ¡hurras! por María Teresa Fukushima Takamatsu. Me tomo la libertad de saludarla a nombre de la Asociación de Locutores del Perú que preside Rosa lozano Portocarrero, su amiga y colega.¡Viva el 10 de Mayo! ¡Muchas felicidades Mari Tere! Es nuestro deseo mayor.y que se vengan muchos más. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario