viernes, 15 de junio de 2012

16 DE JUNIO Y AGREGA UNO MÁS A SU CALENDARIO JOSÉ "EDUARDITO" CAVERO DUBOIS

Eduardo Cavero
Dubois
La verdad es que a este amigo no lo vemos desde los años 65 del siglo pasado. Gracias al correo electrónico, hemos mantenido viva la amistad que iniciáramos en en 1954 en Radio Victoria de Lima. Aquel año del siglo pasado, todavía era un niño que se las traía todas consigo. Nada menos que "Eduardito", el consentido de papá José Eduardo Cavero Andrade. Imborrables recuerdos que vuelven a nuestra memoria como si hubieran sido ayer. Lo veo transitar los pasillos del añorado local de la Cabaña en el parque de la Exposición y sus visitas a la cabina de locución para exhibir sus juguetitos. Aquel disparador de bolas impactantes, fue algo serio.

Tendrías 10 años y nos esperabas detrás de la cortina, oculto y esperando que nos tocara leer un comercial. No lo hiciste conmigo, pero a José Lázaro le diste justo cuando daba la hora y le causó una especie de hipo frente al micrófono. Saliste corriendo y yo quedé sorprendido. Era la primera vez que te veía y José Lázaro ya te conocía desde muchos años atrás. ¡Qué fregado eras! ¿Te acuerdas cuando vaciaste la vitrina en la que se exhibían los chocolates de Donofrio? No dejaste uno solo y se necesitaba justo a la hora en la que hacía su ingreso al auditorio, la concurrencia de gente que gustaba de nuestros programas.

Eduardito y Clemente Hidalgo
Otra más. Un policía ingresa a la radio e indaga de quién era la camioneta estacionada en el parque. Se le dijo que era del dueño de la radio. El policía estaba estupefacto. Nos dijo que la había visto estacionar y no tenía piloto. El patrullero la había perseguido al observar que transitaba sin chofer. Otra de tus diabluras, porque se te ocurrió conducirla y como eras tan pequeño, nadie te notaba. ¡La camioneta fantasma! Tanto los artistas y empleados de la radio, no podían creerlo. ¿Cómo un niño de 12 años pudo conducir semejante automóvil? Un misterio para muchos y una verdad para el que te está recordando.

Oye Eduardito. ¿Cuántos cumples el 16? ¡Qué bestial fue aquella vez que te lanzaste a la laguna con tu moto recién comprada. ¡Qué loco! Y los patos, cisnes y otros habitantes de esa laguna, te veían venir y huían como  espantados por un demonio. Ya no eras un "mataperro". Te convertiste en un "mata patos". Y tu papá: "Por favor Eduardito, deja tranquilos a esos animalitos. ¡Maldita sea! Eras un pecoso insoportable y te gustaba estar en la radio. El "cholo Hidalgo" era tu pata en su taller de radio. ¿Y el viejo Lucio? Se carcajeaba de todo lo que tú hacías. Eras un chico muy inquieto y tu padre te adoraba. 

Aquí estás con tu padre y en la
llegada a Lima del actor mexi-
cano Antonio Badú.
Ya en "Victoria Televisión" nos reencontramos en la inolvidable década del 60. Eras ya un joven y no habías perdido tus habilidades de muchacho suelto. Cómo te gustaba aquel hilo al que sujetabas un billete de 50 soles y esperabas que algún transeúnte pasara para, cuando divisaba el billete, halabas el hilo y el pobre se iba siguiéndo aquel dinero y que, por arte de magia, volvía a tus manos. Desde el sótano y por las claraboyas que daban a la vereda superior de la fachada, observabas a las gitanas que hacían cola para ingresar al auditorio. ¿Lo recuerdas o no? Era un tremendo espectáculo y gratis, por si fuera poco.

No sigo más porque vamos a llegar a la antena del canal y eso si fue demasiado. Tampoco comento lo del ascensor que temblaba cuando menos se pensaba. Tenías tu muy buena dotación de ladrillos. No recuerdo si hiciste la broma, la vez que con Rafael Quiroga, le dimos la bienvenida a María Félix y la acompañamos en el ascensor. La luz parpadeó y la diva casi muere de susto. Espero ya no hagas estas travesuras porque me imagino que el ser abuelo, te debe haber cambiado mucho. Un feliz cumpleaños "Eduardito". Te recuerdo sí con toda la nostalgia de los años pasados. Haremos mañana un brindis por tu santo. ¡Salud! Gracias.

Nota.- Estas fotos las conservo así pero son mejores. Si puedes reenviármelas a mi nuevo correo, te lo voy a agradecer. Todas por favor. josecarloservan@hotmail.es  Fuerte abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario