martes, 5 de abril de 2011

¡VIVA RAÚL CASTRO! CELEBRA SU CUMPLEAÑOS EN CARABAYLLO,

¡Salud por Raúl Castro Salas!
Bueno, no se asusten. No se trata del lider cubano, el hermano de Fidel. Este Castro es mi yerno, el esposo de mi hija Zoila Gabriela y mañana celebra un año más de estadía en esta tierra peruana. ¡Por supuesto que es peruano! Tanto, que cumplió su servicio militar con altura y honor. Raúl Castro Salas, vástago de padres cajamarquinos y con todo el ímpetu que sólo poseen los alimentados con sus buenos quesos, panes y los ricos dulces que no tienen parangón en ningún lugar.

Te saludo con cariño y esperando lo celebres como se debe. Razones de trabajo lo mantienen fuera de casa, en algún lugar de nuestra Patria y sembrando esfuerzos que cosechará con éxito sin ninguna duda. Es un fanático de los boleros de "Los Panchos" y Javier Solís. Le agrada lo nuestro y tiene predilección por las canciones que canta Eva Ayllón. Le gusta la música del recuerdo y sus auriculares siempre se encuentran en "La Inolvidable" y "Felicidad". No se pierde las películas de Negrete y Pedro Infante.

Lo recuerdo años atrás cuando Zoilita lo sorprendió con una serenata con mariachis y Raúl lanzó un grito ranchero con todo el sabor azteca. Es amante del buen comer y no tiene tiempo para escoger. Heredero de costumbres ancestrales ligadas a la buena cocina y se manifiesta con innatas condiciones para sazonar, como se debe, los platillos de su preferencia. En eso congeniamos y estamos extrañando los chicharrones que sabe preparar con secretos que a nadie revela. ¡Buéna Raúl!

¡Qué buena torta!
Como todos los años, recibe la visita y saludo de sus hermanas Carmen, Mary, "Nena", Irma y Mechita, mi querida nuera, madre de los mellizos Alejandra y Joaquín, mis adorables nietos, papá "Pachín", Carlos y Lucho, esposos respectivamente de Irma y Mary. Ocupando su sitio de siempre, el tronco, Sergio Castro Requejo. La querida tía Edita, presurosa con su dosis de engreimiento al sobrino que cumple años. Alguna sorpresa más, hará que la reunión consiga el éxito de siempre. Veremos a "Checho", de todas maneras y a la enigmática y guapa Jimena, sus sobrinos.

Nosotros ya estamos apuntados. La suegra Antonieta y Juanita, estarán temprano dando una mano a Zoila Gabriela. Globos y serpentinas adornan el ambiente de su elegante terraza y es la alegría la que se perenniza cada año, al celebrar Raúl Castro Salas su cumpleaños. Allí estaremos. El reglamento y la dieta no cuentan en esta ocasión. Es un año más y esto se festeja con buen vino y copas elevadas que brillan por el onomástico de Raúl. Magnífica nueva ocasión de confraternizar de los Castro y los Serván.

A propósito, desde Surquillo, nuestra familia encabezada por mi hermana María Mercedes, envía su saludo y un fuerte abrazo al homenajeado. Lo estiman mucho y nos encargan brindemos en su nombre con el mejor champán peruano. Nos comprometemos a no meter política para nada y evitar las divergencias. Tampoco se hablará de fútbol, pese a que está cerca el clásico Alianza-"U". Solamente música y mucho baile. Esa es la regla y hay que cumplirla. ¡Salud, Raúl Castro Salas! Mi brindis por tí, Zoila Gabriela  y tu familia querida. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario